Paseo entre ruinas : castillos e iglesias en L’Aisne
26 mayo 2020
Cork, Cobh y el último puerto del Titanic
9 junio 2020

Cambrai y St-Quentin : visitar el norte de Francia.

El norte de Francia suele ser descrito como gris y sin encanto pero nos permitimos descubrir dos ciudades que nos demostraron lo contrario. Vengan, les cuento todo sobre Cambrai y Saint Quentin.

El otro día nos fuimos para el sur del departamento de l’Aisne, así que esta vez, bajo un brillante sol de primavera, nos fuimos a visitar el norte de Francia: camino a la ciudad de St-Quentin.

Si bien hoy en día la Picardie y el Norte se fusionaron para crear una sola región : Les Hauts-de-France, la ciudad de Saint Quentin es parte del departamento de l’Aisne, ósea de la región de Picardie, y Cambrai pertenece a la antigua región conocida simplemente como Norte.

Desde casa la ruta es super agradable y rodeada de campos verdes con algún que otro pueblito salpicando el paisaje. Mientras más al norte vamos, las casas y edificios cambian su arquitectura ya que en toda la zona del norte de Francia lo que predomina son las fachadas estrechas en ladrillo bien rojo y visto. Estilo que podemos encontrar en Bélgica, Países-Bajos, Dinamarca, etc.

campos verdes
cielo azul
campos cultivados
visitar el norte de Francia
norte de Francia
St Quentin

Ambos conocíamos un poco de Saint-Quentin pero nunca habíamos tenido la posibilidad de caminar juntos por sus calles y descubrir el parc d’Isle, un parque que junto al río Somme forman una reserva natural donde se puede pasear en familia, hacer actividades como escalada o tirolesa y ver a las diferentes especies de aves convivir en libertad.

El parque reabrió hoy por lo que después de visitar el casco histórico y la basílica de la ciudad, nos fimos directo a recorrerlo. Queda en las afueras de la ciudad, al lado de la estación de trenes que ha sido renovada y desde donde pueden ir o venir a Paris (entre otras ciudades).

Saint-Quentin es una ciudad con mucha historia (desde la época romana) y que ha sido destruida durante las dos guerras mundiales pero que al día de hoy la han ido restaurando para que recupere la belleza de antaño. Por ejemplo el Hôtel-de-Ville (municipalidad) fue finalizado en el 1509 y cuenta con 173 estatuas decorando su fachada.

¿Que ver en Saint-Quentin?
  • Básilica de St-Quentin
  • El Hôtel-de-Ville (municipalidad) y su plaza central con la florida estatua del pintor Quentin de La Tour
  • El parque Champs-Élysées
  • El Parque d’Isle
  • Museo de las mariposas con una expo permanente de 20.000 especímenes.
  • Museo Antoine-Lécuyer donde se exponen obras de Quentin de La Tour, retratista oficial de Luis XV.
  • Visitar el palacio de Fervaques
  • Tomar algo en el Golden Pub
  • Fotografiar alguna de las 3.000 fachadas Art Déco de la ciudad.
  • Visitar el Monumento a los Muertos de la Primera Guerra Mundial hecho en granito (31 metros de largo por 18 de alto)
Cambrai

Dejamos atrás la simpática ciudad de St-Quentin para ir más al norte, a Cambrai. Ya habíamos pasado por esta ciudad en auto cuando volvíamos de Bélgica y nos había parecido muy bonita, por lo que nos prometimos volver.

Como toda esta parte de Francia, sus ciudades han sido destruidas cientos de veces a lo largo de su historia que comienza allá, por la época romana. Cambrai por ejemplo perdió gran parte de sus edificios religiosos durante la revolución francesa y el paso mortífero de las dos guerras mundiales no fue de gran ayuda tampoco.

Hoy en día conserva parte de su patrimonio y ha sido restaurada con cuidado, tan así que en 1992 obtuvo la etiqueta o distintivo de ‘Ciudades y países de arte y de historia‘ otorgado por el Ministerio de Cultura de Francia.

¿Qué ver en Cambrai?
  • Comer los caramelos «Bêtises de Cambrai» especialidad de la ciudad
  • Dejarse maravillar por la fachada de estilo renacentista, un de las pocas en el norte de Francia, de la capilla del Grand Séminaire.
  • Visitar la catedral Notre-Dame de Grâce
  • Descubrir la iglesia Saint-Géry, uno de los edificios más antiguos de Cambrai
  • Recorrer el centro hasta el Befroid (torre) de la ciudad
  • Fotografias el Hôtel-de-Ville (municipalidad) y su plaza central
  • Recorrer sus calles y disfrutar del Street art
  • Disfrutar de alguno de sus varios parques verdes
  • Visitar la oficina de turismo (frente a la catedral) no solo para pedir ayuda sino para apreciar una de las ultimas casas de armazón de madera de estilo regional que data del 1595
  • Fotografiar las antiguas puertas de la ciudad (en la foto la Porte Royale)


Constanza
Constanza
Hola ! Soy Constanza, me mudé a Francia desde Córdoba, Argentina en 2015 como Au pair y el destino me hizo quedar acá donde trabajo, estudio, escribo y viajo ! Así que les cuento de todo ello en este rinconcito de internet que creé con mucho amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *