¿Cómo viajar mucho sin arruinarse el bolsillo?
26 diciembre 2019
Cuarentena, Covid-19 y actualidad. Nos pongamos al día.
13 abril 2020

Quiero bajar de peso ¿cómo hago? Mi camino hacía una vida saludable.

Sentirse bien en el cuerpo que tenemos no es tarea fácil, es un camino de deconstrucción emocional que lleva tiempo. Aprender a comer mejor, tener un ritmo de vida saludable y encontrar el equilibrio mente – cuerpo – alma debería ser nuestro objetivo y no, simplemente, bajar de peso.

De adolescente siempre viví con la presión de ser «delgada» -nunca lo fui-. Tenía de 5 a 10 kg por encima de un peso «normal» para alguien de mi estatura. Obviamente que lo vivía mal, que visitaba todos los nutricionistas de Córdoba, hacía diferentes dietas, actividades físicas desde la natación hasta a Pilates y pole dance.

Era sin dudas la combinación de muchas cosas. Sentía la presión de mis padres, quizás por el hecho de tener una abuela con sobre peso, y la mirada de mi circulo social. No era delgada como mi hermana tampoco.

Crecemos rodeados, aún hoy, con imágenes de mujeres que pertenecen a un estereotipo y eso es lo que vende, lo que se espera de una mujer. Es lo que tenemos que deconstruir, hoy en día, hay un cambio que se está gestando, pero aún falta mucho.

Me llevo unos 10 años empezar a «bajar de peso». Fue cuando vine a Francia, quizás con el cambio de alimentación, de rutina, el estrés o el alejarme de toda la presión que sentía : acá era libre, podía ser quien yo quisiera. Con 22 – 23 años me permití conocer chicos, divertirme y no pensar en tener un cuerpo como el de tal o tal persona.

Y fue a partir de ese momento que comencé a cuidarme en serio, a entender que no es hacer dieta, es encontrar un equilibrio, tener hábitos saludables.

nys
central parco
mujer
otoño
vacaciones
Otoño 2018, Central Park. Cerca de cumplir 26 años.
Quiero bajar de peso ¿cómo hago?

Estaba sorprendida por todo el peso que perdí entre los 22 y los 26 años. En mi luna de miel, llegué a pesar 61kg, 10 menos de los kilos que tenía cuando llegué. Pero en realidad estaba batallando con la depresión, me estaba consumiendo.

Cómo recuperé varios kg este ultimo año y medio, en parte a causa de los antidepresores. Me puse como objetivo cuidarme, dejar de concentrarme en lo que dice una balanza y escuchar mi cuerpo.

Creo que es el primer paso : entender que no somos un número. Somos un universo complejo de emociones, vivencias, enfermedades, etc que afectan nuestro cuerpo. La balanza puede decir más o menos pero si no estamos sanos y en equilibrio nunca vamos a estar felices con lo que somos.

Excepto que suframos de alguna enfermedad que provoque un aumento de peso, el resto del tiempo, somos nosotros mismos los que llevamos la comida a la boca. Elegimos lo que ingerimos.

Una vez que me di cuenta de ello, fue un shock. No quiero dañarme, no quiero envenenarme. Cuando empezamos a investigar los componentes de ciertos productos que consumimos a diario, rápidamente, vamos a dejar de comprarlos.

No necesito tener la heladera llena de Coca-Cola, jugos de frutas embotellados, mermeladas que son más azúcar y conservantes que frutas. Así fui eliminando de mi lista de supermercado todo aquello que al fin y al cabo, nuestro cuerpo no necesita.

Obvio que voy cada tanto a Mcdonals, que tomo una Coca con mucho placer y que por ahí me dan ganas de comer unas Oreos, pero con conciencia de lo que mi mano lleva a la boca. ¿Y saben qué? Pensé que iba a ser difícil, que era privarse pero no, no lo fue. Sí, me estaba privando, pero de cosas que no me aportan nada más que 5 segundos de placer.

te latte
buñuelo
comida
mermelada
cream cheese
Pausa café en Paris 2019 «DOSE café«
Ayuno intermitente

Escuché sobre ello varias veces antes de interesarme en el tema. Les dejo un link a un articulo bien completo -o pueden leer sobre ello en internet-, no es una gran ciencia. Pero ayuda muchísimo a equilibrar el cuerpo.

Nunca me sentí con más energía ahora que raramente desayuno y que como cuando mi cuerpo lo necesita. Sé que puede sorprender y que más de uno levantará la ceja, escéptico, pero nos han inculcado tanto eso de las 4 a 6 comidas diarias que nos pasamos el día comiendo.

El ser humano nunca comió tanto como ahora, son hábitos. Con un buen almuerzo bien variado y una rica cena, no he vuelto a sentirme pesada o hinchada. Mi cuerpo funciona mucho mejor. Pensemos que no necesitamos llenar el tanque para que nuestro vehículo funcione, el cuerpo es lo mismo, necesita tiempo para digerir y descansar de esta función, para concentrarse en otra.

De vuelta a los alimentos naturales

Beber mucha agua y disminuir otro tipo de bebidas. El cuerpo necesita hidratarse y limpiarse. ¿Se bañarían con té, café o Coca? No. Es un hábito que aún me cuesta integrar de manera rigurosa, pero hago el esfuerzo.

Evitar los alimentos procesados que suelen tener azucares, conservadores y otras cosas que no son muy buenas. Una alimentación natural, sana con verduras, frutas, carnes, si son BIO mejor, pero honestamente viendo los precios es difícil.

Eliminé el azúcar para endulzar bebidas. Los primeros día fue adaptarse al gusto del tse o café sin ella, pero ya no la extraño. Menos aún cuando pienso en que la glucosa entre ellos el azúcar está presente en muchísimos alimentos. Disminuir el alcohol, las golosinas, galletitas, mermeladas, pan «lactal», facturas, de a poco vayan dejando de lado aquellos alimentos que no aportan nada, pero sí un día tienen antojo, coman sin culpa.

Moverse también es esencial

No queda otra que hacer actividad física. Vamos dos o tres veces por semana al gimnasio, el hecho de ir juntos con mi marido, nos motiva. Está en cada uno encontrar qué hacer, cómo y cuánto, pero muévanse sin olvidar que igual de importante es bien dormir para recuperarnos.

Ir ajustando nuestra rutina y nuestros hábitos es un camino largo, se hace más fácil si leemos, si buscamos información sobre lo que comemos. Tomar conciencia que debemos cuidarnos porque es ahí que empezaremos a vernos mejor.

Y si encima queremos bajar de peso para alcanzar algún objetivo, va a ser más gratificante sabiendo que lo hacemos de manera correcta, sin dañarnos y llevando una vida saludable.

mujer sonriente
vacaciones en Marrakech
camisa floreada
mom jeans
Invierno 2019, Marrakech

Constanza
Constanza
Hola ! Soy Constanza, me mudé a Francia desde Córdoba, Argentina en 2015 como Au pair y el destino me hizo quedar acá donde trabajo, estudio, escribo y viajo ! Así que les cuento de todo ello en este rinconcito de internet que creé con mucho amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *