Castillo de Blarney, excursiones en Irlanda
9 junio 2020
Playas en Francia : Mers-les-bains
15 junio 2020

Qué ver en Irlanda del Norte

Visitar Irlanda del Norte en un día desde Dublín o dedicarle un viaje completo sin dudas es una buena idea. Les cuento todo lo que hicimos nosotros y por qué volveríamos.

Si aún dudan en visitar este pequeño territorio del Reino Unido, verán que su riqueza en verdes paisajes, acantilados y lejanos islotes poblados por aves que vuelan entre la neblina les hará cambiar de idea y querrán venir en Irlanda del Norte.

Nosotros hicimos un road trip de 7 días por Irlanda, y si bien al principio no sabíamos si íbamos a poder ir, el deseo de conocer la Calzada del Gigante, terminó ganando y hasta allí fuimos. Partimos desde Dublín y en dos horas ya habíamos llegado hasta la capital norteña.

Manu el la Calzada del Gigante
Irlanda del Norte
Manu el la Calzada del Gigante
Belfast

Es más que la capital de Irlanda del Norte, esta bella ciudad es el punto de partida para recorrer los diferentes puntos de interés, comenzando por un paseo por el centro.

Es una ciudad coqueta con toque de modernismos que ha sabido adaptarse con miras en el futuro pero sin olvidar su pasado. La segunda mitad del siglo XX hasta el 10 de abril de 1998, cuando se firmó el Acuerdo del viernes Santo con esperanzadores compromisos de paz dejaron su huella. Por ello recorrer los barrios de Falls Road (católico y republicano) así como Shankill Road (protestante y unionista) permite observar la dualidad de sus ciudadanos.

Para comer, les recomiendo una restaurant pequeño pero super acogedor donde sirven comida típica además de un super desayuno inglés. La relación del precio con la cantidad y la calidad es también muy buena. Se llama The Coffee House bistro, Unit C, 126 Stewartstown Rd, Belfast BT11 9JQ, Reino Unido.

¿Qué hacer en Belfast?

Los murales pintados con vivos colores son el toque que ilumina esta ciudad más bien gris a causa de su clima. En los barrios de Falls y Shankill donde se encuentran los más importantes.

El centro de la ciudad concentra algunos de los principales edificios de interés de la ciudad. El enorme y llamativo edificio del Ayuntamiento de Belfast (inaugurado en 1906 y de estilo neobarroco) con su estatua de la Reina victoria o la Catedral de Santa Ana.

Irlanda del Norte sirvió para varias locaciones de Game of Thrones. En Belfast que se encuentran los estudios cinematográficos donde se rueda la serie, verán en la ciudad 6 cristales con diferentes escenas de la serie.

Museo del Ulster, desde la era de los dinosaurios hasta nuestros días, el museo cuenta a través de sus galerías, la historia de Irlanda del Norte. En el mismo parque está el Jardín Botánico nació como jardín privado en 1828 y fue abierto al público en 1895.

Nosotros pasamos unas horas recorriendo la ciudad y visitando es Museo del Titanic. Sin dudas vale la pena quedarse una noche para disfrutar de alguno de los muchos pubs, como el White Tavern que presume de ser el más antiguo de Belfast, abierto en 1630 y del ambiente relajado de la vida nocturna local o el más famoso de la ciudad, el The Crown Liquor Saloon, que es el único pub del país declarado monumento nacional.

Atrás de la Custom House y a orillas del río Lagan verán un pez gigante, ‘The Big Fish’ o ‘El salmón del conocimiento‘. Una escultura de 10 m de largo que representa a un salmón y que está decorada con textos e imágenes de la historia de Belfast. Fue construido en 1999 y la leyenda dice que hay que besarlo en la boca para obtener sabiduría.

Nosotros besamos la Piedra de la Elocuencia en el castillo de Blarney, ahora nos tocó besar el salmón para ser sabios, sin dudas los irlandeses tienen algo con los besos 😛

El Museo del Titanic

He visto la película de James Cameron infinidad de veces, y desde chiquita la historia del Titanic fue una de las que más me apasionaba. Consumir todo tipo de documentales, noticas y películas sobre la historia de este barco que nunca llegó al Nuevo Mundo.

El gigantesco museo, abrió sus puertas en 2012 y está completamente dedicado a la historia del barco. El Titanic fue construido, como muchos otros barcos en el puerto de Belfast, de allí su importancia y conexión entre el barco y la ciudad.

La entrada es de pago 19 £, uno, pero lo valen. Hay proyecciones, el museo es interactivo (se pueden tocar ciertas cosas, hay reproducciones a escala real de partes del barco para que el visitar se sienta en el Titanic y hasta una atracción que podría estar en un parque de atracciones donde uno sube a un carrito y este sube y baja moviéndoselo por una reproducción de los talleres en el cual los obreros trabajaban (hay sonido, imágenes, se siente el calor, los ruidos, etc)

Es uno de los museos más increíbles que he visitado. Estéticamente no es menos ya que su estructura es bellísima y con sus 6 plantas en 27 metros de altura iguala el tamaño del Titanic. En 2016 fue nominado como principal atracción turística mundial por los prestigiosos premios «World Travel Awards«.

Para completar la visita al museo, puedes darte una vuelta por el puerto. Justo detrás del museo están marcadas en el suelo y a tamaño real las formas del Titanic. En la parte delantera del museo está el SS Nomadic, un barco que servía de apoyo al Titanic. Podrás subir a bordo y visitar su interior, está incluido con la entrada al museo del Titanic.

Y como yapa había una mini expo con vestuario de la serie Games of Thrones.

La Calzada del Gigante

No sólo es una atracción turística por su rareza, sino que la Giant’s Causeway o Calzada del Gigante es única en el mundo. Con sus 60 millones de años estas 40.000 columnas de basalto octogonal parecen hechas por una maquina o talladas a mano por su similitud, pero no, son una obra de la Madre Naturaleza por el efecto del enfriamiento de lava al tocar el agua del mar. 

Para visitar por su cuenta este maravilloso lugar pueden pasar por el centro de visitantes que esta a la entrada y pagar la visita… o, pasar por el parking y no pagar. Nosotros llegamos cuando el lugar estaba cerrado, al atardecer pero vimos unas personas bordear el edificio y pasar directamente (no es ilegal, simplemente esta abierto) como fuimos tarde, cuando el sol nos regalaba sus ultimas horas, casi no había gente así que pudimos disfrutar del lugar y sacar fotos sin turistas alrededor.

Ahora ¿Por qué se llama así? ¿Qué tienen que ver los gigantes en todo esto?

Bueno, cuenta la leyenda que había dos gigantes, uno de Irlanda (Finn) y otro de Staffa, Escocia (Bennandoner), que se llevaban muy mal y continuamente se tiraban rocas. De tanto tirar rocas se formó un campo de piedras sobre el mar.

Cuando el gigante escocés decidió pasar el camino de rocas la mujer del gigante irlandés decidió vestir a su marido de bebé. Así que le presento su «bebé» al enemigo quién pensó que su padre sería el triple de grande. Bennandoner huyó pisando muy fuerte las rocas, para que se hundieran en el mar y que el otro gigante no pudiera llegar a Staffa. Por ende las rocas que vemos son los restos de este camino.

Personalmente es lo que más quería ver en Irlanda del Norte, de chica había visto un documental sobre el lugar y se me quedo grabado, prometiéndome visitarlo algún día. Creo que las historias Celtas, el Titanic, las Calzada del Gigante, Nessi (el monstruo del lago Ness) y la neblina de Escocia con sus ciudades melancólicas, formaron una parte importante de mi niñez y juventud, es por eso que me emociona muchísimo visitar esos lugares.

The dark hedges

Este camino bordeado por extraños arboles (Hayas) cuyas ramas se entrelazan formando un túnel, un poco tenebrosos, es muy conocido, ha aparecido en varias películas y los fanáticos de Games de Thrones lo reconocerán de algunas escenas.

Por suerte para nosotros, que fuimos en mayo, no había más que una pareja que estaba haciendo fotos. Teníamos todo el lugar para pasear y disfrutar de los últimos rayos del sol (miren ese cielo celeste y eso que eran cómo las 20h30 de la tarde o quizás las 21h) No se paga entrada, ya que es una calle.

Nosotros visitamos Irlanda del Norte en un día, pero hay mucho más para ver y explorar. Les dejo una lista no exhaustiva para que se hagan una idea. Sepan que no importa el tiempo que pasen en un lugar sino los recuerdos que creen mientras lo disfrutan.

  • Giant`s Causeway Coastal Route (Ruta costera de la Calzada) que une Belfast con Derry, las dos principales ciudades norirlandesas. En sus 190 kilómetros verán, además de la Calzada del Gigante, diferentes castillos como Carrickfergus o Dunluce y paisajes imponentes como los que se advierten en el Puerto de Ballintoy, los cuales nos llevan de nuevo a las localizaciones de Juego de Tronos que discurren en multitud por esta carretera.
  • El sendero de los Gobbins, situado en la abrupta y escarpada península de Islandmagee, donde hace un siglo se creó un sendero con pasarelas, túneles y puentes colgantes. En 2015 el sendero fue restaurado y se abrió de nuevo a los visitantes, funciona de marzo a noviembre y se hacen salidas (siempre guiadas) cada media hora. La duración de la ruta es de unas dos a tres horas y sólo se admite un máximo de 15 personas por turno, por lo que conviene reservar con antelación. 
  • Derry – Londonderry es la segunda ciudad del Ulster y cuarta en número de habitantes de la isla de Irlanda. 
  • Los montes de Mourne considerado como uno de los mejores lugares de Irlanda del Norte para practicar senderismo entre picos y valles.

Constanza
Constanza
Hola ! Soy Constanza, me mudé a Francia desde Córdoba, Argentina en 2015 como Au pair y el destino me hizo quedar acá donde trabajo, estudio, escribo y viajo ! Así que les cuento de todo ello en este rinconcito de internet que creé con mucho amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *