Carla: como vivir en Francia con la working holiday visa
30 junio 2020

Mavi, aceptar los cambios y viajar ligero

Esta nueva sección del blog está dedicada a viajeras que dejaron todo para salir al mundo a viajar, trabajar y vivir experiencias que les cambiaron la vida. Ellas lo cuentan a través de sus redes y me han maravillado con sus relatos por lo que las invité a compartirlo acá.

Cuando pensaba en este tipo de artículos para el blog, la primera persona que me vino a la cabeza fue ella, Mavi. Sabía que su pluma y su manera de ver el mundo eran tan ricas en experiencias, que iban a transmitir al lector las ganas de viajar ligero, de cambiar de aire.

La conozco desde hace mucho, cuando quería venirme de Au Pair en 2014 – 2015 y desde su Facebook nunca dejó que me desanimara. Siempre ahí con la palabra justa, en la distancia y sin conocernos aún, ella era puro positivismo pero desde un lugar maduro, realista.

Fue unos años más tarde cuando improvisamos un viaje a Amsterdam que pude verla. Casualidad o destino, nos metimos por una calle pequeñita, nos perdimos hasta que una voz dijo mi nombre. Era Mavi, que en la pausa de su trabajo había salido a tomar aire y nos vio caminado.

Trata de no resistir los cambios que vienen en tu camino. En cambio, deja que la vida viva a través de ti, y no te preocupes porque tu vida se esté revolviendo, ¿cómo sabes que el lado al que estás acostumbrado es mejor que el que viene?

Hola, soy María Victoria, aunque mis conocidos me llaman “Mavi”. Nunca tuve miedo a los cambios. La verdad la mayoría de las veces en las que mi vida dio un giro, quien generó el cambio fui yo. Nunca me costó dejar personas, lugares, situaciones que no me completaban, y a veces me resultaba demasiado fácil soltar y volver a empezar. No me gusta viajar con peso.

El comienzo

A fines de 2014 me agoté del mundo tal y como lo conocía. La ciudad se sentía pequeña y sofocante, todos los días eran iguales que el anterior: chatos. Desde chica, no puedo quedarme quieta. Siempre tuve agenda con actividades, o clases de idiomas, recuerdo que nunca paraba en casa. Así soy también cuando me encuentro en una posición que no me gusta, inquieta. Necesitaba cambiar.

Una muy buena amiga había comenzado su año como Au Pair en los Estados Unidos y eso marcaba todas las casillas que buscaba: cambio de aire, alojamiento incluído, practicar el idioma que estudiaba de pequeña, salario, gastos médicos y emergencias cubiertos y un año afuera del país, a cambio de cuidar niños. Contacté con Au Pair Experience en Buenos Aires y presenté toda la documentación requerida en muy poco tiempo, ya que sabía que encontrar familia en Estados Unidos no era un proceso rápido.  

En ese momento, la vida hizo de las suyas y desde entonces creo que el destino existe y que no es algo que solo depende de nosotros. La agencia me contactó explicando que mi edad (26) era muy poco requerida en ese país, que lamentablemente no iba a tener posibilidades de encontrar una familia, y me ofreció a cambio gestionar la visa para Países Bajos, donde la edad requerida para niñeras era de hasta 28 años. ¿Ámsterdam? ¿Europa? ¡A eso sí que no lo había visto venir! Pero dije que si. Y empecé a acomodar todo: terminar contrato de alquiler, vender muebles, meter toda mi vida en Córdoba en valijas, rumbo a la casa de mis padres. Siempre sentí que no iba a volver.

Una vez firmado el contrato con la agencia, todo empezó a fluir mas rápido de lo esperado. Tanto así que a los tres meses me encontraba camino a Ezeiza, con vuelo de solo ida y una visa estampada en mi pasaporte Argentino. Desde ahí, todo fue adaptación al sándwich como almuerzo, al frio y a las familias. Digo “las” porque mi primera experiencia con la familia fue muuuy mala, y gracias a la agencia de Argentina que nunca me dejó sola y a la contención de amigas y futuras Au Pairs (¡como Coty 😉 !), pude cambiar a una familia nueva y continuar con el programa. Hablo inglés desde pequeña y la familia con la que me quedaba tenia niños que hablaban Neerlandés, Inglés y Español, por lo cual fue extremadamente simple la comunicación entre todos. 

Viaje que se transformó en vida

A los tres meses de vivir en los Países Bajos me di cuenta de que el tiempo pasaba rápido, y que un año no era suficiente para todo lo que quería ver de Europa, y decidí que lo mejor era tramitar la ciudadanía Italiana y ser libre de permanecer en la unión tanto como quisiera, teniendo la facilidad de conseguir otras visas, como la Work & Holiday de Australia, que siempre fue mi sueño.

Hasta allí mi deseo era el típico: viajar por el mundo y tener mi blog. Cuando terminó mi año de visado y mi experiencia Au Pair, me mudé a Italia, a Campania. Como Au Pair de una familia de Estados Unidos pero esta vez de freelancer, sin agencias ni certezas. Fue la mejor experiencia de mi vida, y gané una segunda familia para siempre. Mi mamá (una genia) armó la carpeta en Argentina, me la envió por correo a Italia y a los 6 meses ya era ciudadana comunitaria. Tengo que aclarar que no fue un proceso tan fácil como se lee… pero si vamos a hablar de ciudadanías, necesito hacer la parte II de este post ¡pues me extendería demasiado!

En esos seis meses de espera, pude recorrer Italia de una manera soñada y también visitar varios destinos en España, Islas Baleares y Grecia. Regresé a Ámsterdam en cuatro ocasiones a visitar amigos, y en el último viaje, me enamoré de un flechazo de quien hoy es mi pareja. Mis planes de visa en Australia se esfumaron, nos despedimos con la familia Americana que por poquito me lleva con ellos a Florida, y regresé a los Países Bajos a vivir mi historia de amor, que no es por nada pero: ¡es de película!

Todo empezó a fluir muy rápido. Desde que he regresado he trabajado en compañías como Zara, Netflix, y Booking.com, algo que nunca hubiese podido imaginar antes de mudarme a Europa. He dejado Ámsterdam y me he mudado a Haarlem con mi pareja, a 9km y un tren directo de distancia de la capital y de mi área de trabajo. Con mi pareja nos convertimos en padres primerizos de Antonio, un bebé Argento-Ítalo-Holandés que tiene dos años y habla dos idiomas. Hoy me estoy dando la oportunidad de estudiar nuevamente, con expectativas de poder desarrollar software en el futuro. Lo que mas me maravilla de como se dieron las cosas. Es que siempre pensé que no iba a encajar nunca en un lugar en específico, sin embargo, hoy me siento en casa. 

Qué hacer en tu viaje a Países Bajos

Campos de flores

Si tu viaje es entre marzo y mayo, no podés dejar de rentar una bicicleta y recorrer los campos de flores. Mi ruta ideal partiendo desde Haarlem, es Hillegom, Katwijk, Lisse, Noordwijk, Noordwijkerhout y Teylingen. En Lisse se encuentra también Keukenhof, un jardín donde se pueden encontrar mas de 7 millones de bulbos de 800 variedades de tulipanes, narcisos y jacintos, los cuales se plantan en patrones temáticos cada año. El jardín incluye también un museo, un molino de viento de 100 años, cafés y restaurantes. Se puede recorrer en un día y les recomiendo ir a primera hora, donde no estarán colapsados de turistas.

Destinos para todos y todas
  • Si sos bicho de ciudad te recomiendo: Haarlem, La Haya, Rotterdam, Utrecht, Leiden.
  • ¿Sos de playa? : Scheveningen, Zaandvoort aan Zee, Wijk aan Zee, Bergen aan Zee, y las islas Texel y Terschelling.
  • Si sos de campo, la campiña Holandesa es la mejor opción: Zaanse Schans, Edam, Volendam y Marken.
Festivales

Si te gusta la música electrónica, o si te gustan los festivales, seguro has oído hablar de Dutch Valley, Mysteryland, Loveland, The Flying Dutch, Awakenings, ADE y la lista sigue. Desde festivales en la campiña, hasta un festival como ADE que se celebra en diversas locaciones de Ámsterdam. Si te gusta la música electrónica, o si te gustan los festivales, seguro has oído hablar de Dutch Valley, Mysteryland, Loveland, The Flying Dutch, Awakenings, ADE y la lista sigue. Desde festivales en la campiña, hasta un festival como ADE que se celebra en diversas locaciones de Ámsterdam. Muchos DJ’s son oriundos de Ámsterdam, y tiene sentido. Si deseas ser parte de alguno de estos festivales, recuerda que la gente en Holanda es fanática de planificar, y los tickets suelen agotarse en pre venta antes de la fecha oficial de lanzamiento.

IJ-Hallen

El típico “mercado de las pulgas” es un mercado de productos se segunda mano como muebles, ropa, antigüedades para decorar la casa, juguetes, infinidades de artículos en Ámsterdam Norte Tiene un precio de 5 euros y puedes pasar el día allí. Es el mercado de pulgas mas grande de Europa y el único ubicado en la metrópolis. Se realiza una vez al mes, y cuenta con aproximadamente 750 stands.

Mi mensaje para vos

Soy consciente de que si hoy te conectas a Internet hay miles de blogs de viajes. Que Instagram esta lleno de historias que quizás estas mirando desde casa, cansado/a después de un día largo de trabajo, desanimado, y sentís que es imposible que eso pueda pasarte o que solo puede darse para quien tiene dinero y apoyo. 

Bueno, no. Todas esas historias comenzaron con una decisión. Yo puedo decirte que no tenía un apoyo económico grande, no tenía ciudadanía cuando empecé mi viaje. Mis padres si bien nunca han puesto trabas, nunca estuvieron felices de mi partida, y tenía muy pocos ahorros en dólares para empezar. Pero le di la vuelta, encontré una visa que se ajustó a mis necesidades, y una vez embarcada, sabía que el resto solo dependía de mí. De cuan duro trabajase para cumplir mis sueños.

Hay una sola cosa que puedo asegurarte, y es que no hay límites para soñar, pero para materializar sueños no alcanza con la intención, sino que hay que trabajar duro. Dejar de lado las excusas y dejarse sorprender por la vida.

Gracias Mavi por ser parte de mi sitio web, por escribir de una manera tan bonita tu cambio de vida. Tus aventuras y tu manera de viajar (y vivir) ligero !

Podes leer las otras anécdotas de viajeras :


Constanza
Constanza
Hola ! Soy Constanza, me mudé a Francia desde Córdoba, Argentina en 2015 como Au pair y el destino me hizo quedar acá donde trabajo, estudio, escribo y viajo ! Así que les cuento de todo ello en este rinconcito de internet que creé con mucho amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *