Visitamos el pueblo más lindo de Francia
26 agosto 2019
Lyon, Fête des lumières
20 diciembre 2019

Copenhague, la capital del Hygge.

Emmanuel puede respirar tranquilo porque al fin visité Copenhague. Mi primera vez en un país nórdico y al que quería ir desde siempre. Le sumamos un día en Malmö (Suecia) y mi mamá que esta viajando con nosotros.

puerto de la ciudad, Nyhavn (literalmente, “Puerto Nuevo”)
Nyhavn (literalmente, “Puerto Nuevo”)

Los Vikingos y los paises nórdicos de Europa tienen un lugar especial en mi corazón. Tantos documentales he visto, series, libros, etc aparte que son lugares fríos, lejanos, misteriosos. Tienen las auroras boreales, milenios de historia y su gente siempre parece más desarrollada en tanto que sociedad. Ya saben, los países dónde la gente es más feliz que en otro lado.

Venimos pateando el viaje por una cosa o la otra desde el 2017 pero siempre le hablo de ello a mi marido, lo harto… como él me cansó con querer visitar Bratislava, jajaja… en fin, este año y como regalo de cumpleaños mi mamá nos llevó para allá. Incluso vimos un cambio de guardia al ritmo del tambor y nos cruzamos con la familia real. Yo feliz.

Free walking tours

Copenhague superó mis expectativas, y eso que estaban bien altas. Hicimos dos Free walking tour, que contraté con el sitio Civitatis – vayan a mirar que hay en todo el mundo. Le hice caso a mi amiga Tatiana, que siempre los hace y realmente es una manera entretenida de caminar aprendiendo sobre el lugar en vez de sólo mirar.

Que Dinamarca es el reino más antiguo del mundo y con la bandera más vieja. Que su enemigo jurado es Suecia. Su posición estoica en la 2da Guerra Mundial. Los detrás de escena de vivir en un país donde el invierno dura mucho pero la gente es feliz, ama las velas y que ha tenido muchísimos incendios a causa de ello a lo largo de su historia.

La guardia danesa que para la ocasión iban al ritmo del tambor.

El alojamiento tradicional me pareció caro así que busqué algo en Airbnb y fue ganarse la lotería. Nuestra anfitriona era una danesa adorable con un departamento en un barrio nuevo. Decorado como a mi me gusta y con todo a menos de 1 min al rededor. (supermercado, metro, bares, etc)

[easy-image-collage id=904]

Visitar el centro

Pueden hacer todo caminado ya que el centro esta bastante concentrado y sino tienen redes de metro, bus o tren. Incluso hay bicis y algunos monopatines eléctricos para alquilar, aunque lejos de la cantidad exorbitante que hay en ciudades como Paris o Londres. Les dejo un mapa dinámico que hice con restaurants, spots, museos.

Consejo ? Paraguas o impermeable con capucha. Tuvimos un día con sol, lluvia, viento. Las cuatro estaciones en menos de una hora. Pasábamos del invierno, al verano y así sucesivamente pero eso no nos impidió de pasar una jornada increíble.

El primer tour duró dos horas y fue con Sandemans. Aprendimos, caminamos y disfrutamos de la historia de la capital Danesa contada por una mendocina que vive allí desde hace varios años. Me sorprendió el hecho de que mi marido entendiera todo y eso que era en español. Así que ya saben, cuando llegan se hacen un tour.

La estatua de la sirenita, fuimos caminando después del tour.

Qué comemos ?

Leí algunos blogs, me fijé en Trip Advisor, y después con recomendaciones de nuestras guías, descubrimos una gastronomía ecléctica con una enorme cantidad de cafés super bonitos y cosmopolitas para probar algo rico.

En el mapa que les compartí más arriba están las mejores direcciones para comer bien.

 El smørrebrød es una rebanada de pan de centeno, untada con mantequilla y acompañada de fiambre, pescado o queso. Lo van a ver por todos lados y uno más rico que el otro, eso sí, el pan de centeno tiene un gusto fuerte. 

Sandwich con productos locales. Ni les digo lo riquísimo que es el salmón acá. Hay tantos cafés y lugares super instagrameables que da ganas de entrar a todos.

No dejen de comer los rollos de canela hojaldrados, en realidad cualquier cosa de panadería porque son productos locales y reconfortantes, sobre todo con un rico café o té. El bocado más popular es el wienerbrød, o bollos de hojaldre.

Sino no duden en comer una salchicha o hotdog en los puestos callejeros porque son deliciosos y perfectos para acompañar con una cerveza. Beber alcohol en la calle es legal, no duden en abrirse una Carlsberg.

[easy-image-collage id=927]

Qué visitamos ?

Hay museos, palacios e incluso la aldea hippie de Christiania (Fristaden Christiania)  un lugar muy curioso. Es un espacio de autogobierno -que se proclama independiente de Dinamarca- ubicado en el barrio de Christianshavn. Aunque la marihuana no sea legal allí la venden a montones pero en si es un lugar seguro para dar una vuelta y sentirse muy lejos de la ordenada ciudad que venimos visitando. Las fotos no son muy bien vistas.

Nosotros fuimos un ratito pero en sí, el único museo pago que visitamos fue la torre redonda que tiene un mirador bello arriba del todo (25 coronas danesas) y una historia divertida. No tiene escalera sino una rampa que va subiendo porque el Rey Christian 4to no quería bajarse de su caballo para nada. Así que si quería subir a visitar al astrónomo Tycho Brahe, su mejor amigo, lo hacia por esta rampa y a caballo.

[easy-image-collage id=932]

Para los niños esta el famosísimo Tivoli, el parque de atracciones más viejo del mundo cuya entrada, sin las atracciones, cuesta unos 14 euros. Y sino el parque del castillo de Rosenborg, es un bonito lugar para pasar el rato y si se quiere, visitar dicho castillo.

Entrada a Tivoli
Castillo de Rosenborg

El puerto, la postal

Sin dudas el lugar más fotografiado de la ciudad es el puerto con sus coloridas fachadas, barcos de exposition, tiendas para los turistas y la casa de souvenirs de Hans Christian Andersen, el famoso escritor e incluso la casa de La chica danesa – La historia de Einar Wegener, el pinto que descubre que se siente mujer (si no vieron la película, se las recomiendo)

Las casas de colores en Nyhavn

El mejor parque

Sin dudas es el jardín botánico. Gratis y con plantas de todo el mundo. Un oasis de paz en medio de la ciudad. Perfecto para un picnic, descansar entre una excursion y la otra o dejarse llevar por sus senderos antes de volver a casa. Hay una muestra de asteroides y un mariposario de entrada paga.

[easy-image-collage id=940]

Se puede ver todo en 48h ?

Nosotros lo hicimos caminado, con los tours y a un ritmo intermedio lo que nos permitió ver todo lo que queríamos, pero si les gustaría entrar a Tivoli hacer alguna excursion extra, les recomiendo entre 3 o 4 días. Hay mucho para ver y disfrutar. Yo sin dudas volvería porque me enamoré de la ciudad y su gente.

Como dato de color les cuento que vimos muchísimas tiendas locales, con ropa u objetos muy bonitos lo que convierte a la capital danesa en un sitio perfecto para hacer algunas compras.

Constanza
Constanza
Hola ! Soy Constanza, me mudé a Francia desde Córdoba, Argentina en 2015 como Au pair y el destino me hizo quedar acá donde trabajo, estudio, escribo y viajo ! Así que les cuento de todo ello en este rinconcito de internet que creé con mucho amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *